Animals Sense Sostre

Septiembre se inician las PaseadA.S.S. solidarias!

06-09-15

En estas fechas donde todo el mundo organiza "LA VUELTA AL COLE" nuestros voluntarios viven "LA VUELTA A LA PROTE" y ponen en marcha las PaseadA.S.S. Solidarias! ... pero también hay que tener en cuenta, que mientras unos pasean, otros se calzan las botas de agua y a limpiar! 

Pasión, devoción, solidaridad, cariño y esperanza!

“Es que no ves que soy tu amigo, es que no ves que siempre seré tu amigo” – Bailando con Lobos - 

Queridos todos, 
Mirar hacia atrás nos duele a muchos de nosotros, perritos y voluntarios, y por distintos motivos; mirar hacia adelante nos da miedo a todos, así que vamos a tener que aprender a mirar a nuestro lado, porque allí es donde están siempre nuestros mejores amigos, los de dos y los de cuatro patas. Perritos, gracias en nombre de todos los voluntarios por ser nuestros amigos, vuestra amistad nos cura. Es curioso, organizamos una PASSeada en nombre de la compasión y los que nos curáis sois vosotros. Os prometemos volver; no podemos prometeros mucho más, aunque se nos rompa el corazón, pero prometemos volver e intentaremos no fallaros. Perritos, cuando os sintáis solos, cuando caiga la noche y vuestra única compañía sea la soledad de la jaula, recordad estos paseos; recordad nuestro cariño; recordad nuestras caricias y sobre todo, recordad que se repetirán, que habrán más. Sabemos que la soledad enseña más que cualquier compañía, pero es durísima, así que cuando se pegue a vuestra espalda y os empiece a pesar, recordad ratos inolvidables, magnificad lo bueno e intentad sonreír (es un truco que nos sirve a los humanos). Recordad también que sois un poquito nuestros, aunque deseemos con toda nuestra alma que ya no estéis en la prote cuando volvamos (¡las contradicciones del amor!). Ojalá muy pronto ya durmáis encima de una cama, salgáis a pasear cada día al parque y no os importe si llueve o hiela desde el calorcito de vuestra nueva casa. Sí, os queremos, pero ojalá no os veamos por aquí nunca más… Nos despedimos ya de todos los que tengan la suerte de no estar la próxima vez que vengamos. No os preocupéis ni un segundo si vuestra ausencia nos emociona, es lo que deseamos desde lo más profundo de nuestra alma, aunque os echemos de menos y duela un poquito-mucho al principio. ¡Bon vent, perritos, y hasta siempre! Y los que sí estéis cuando volvamos, los que sigáis esperando, aunque la espera sea dura y dolorosa y desesperante, aunque seáis mestizos de no se sabe qué, aunque os cuelgue una oreja, os falte un trozo o algún desalmado os las haya cortado, aunque cojeéis porque algún perdigón se ha quedado debajo de vuestra piel, aunque tengáis mierda en las patas, aunque os hayan tratado a patadas, aunque hayáis pasado mucha hambre, aunque vuestras legañas sean enormes, aunque os hayan hecho parir cuarenta veces, aunque no brille vuestro pelo, aunque tengáis alguna que otra cicatriz que perdurará para siempre, aunque seáis muy miedosos, muy tranquilos, muy inquietos o muy ansiosos, aunque estéis enfermitos y aunque a veces estéis tristes, muy tristes, no perdáis la esperanza ni un solo segundo y vivid lo suficiente como para poder cruzar el arcoíris en un sofá o en una cama. ¿Nos haréis ese favor, verdad? Escuchad, chuchos: Todos y cada uno de vosotros, sin ninguna excepción, debéis seguir viviendo con la esperanza de un mañana mejor. Nosotros no nos vamos a cansar de luchar y nuestra recompensa será veros felices en un hogar. Perritos, no dudéis de que llegará vuestra oportunidad, aunque parezca imposible. La palabra imposible no se conoce en ASS y va a seguir siendo así en vuestro nombre y en el nombre de todos los animales rescatados, de todos los animales maltratados, de todos los animales abandonados. Recordemos todos que lo peor sería la extinción de la esperanza, así que, sea como sea, debemos mantenerla más viva que nunca. Esperanza, nuestra palabra número cinco, porque debemos salvarla entre todos. Voluntarios, vayamos de la mano y miremos hacia arriba siempre, ya sabéis que nunca veremos las estrellas si miramos hacia abajo o nos miramos el ombligo. Pasión, devoción, solidaridad, cariño y esperanza. Y seguimos y seguiremos y mañana será mejor. Y acabo como he empezado, con una cita de Bailando con Lobos: “Estaba pensando que, de todas las huellas de esta vida, hay una especialmente importante: la huella de un ser humano verdadero”. Os la dedico a todos vosotros, voluntarios de ASS.

Un abrazo de vuestra mama-Cayu

Video realizado por Joan Terrassa